Reparación de Acumuladores ACS

Reparación Epoxi y Acero Inoxidable

Resistencia Mecánica

Cuando es complicado sustituir el acumulador y por lo tanto es interesante aprovechar el existente, la primera condición es estar seguro de que sus condiciones mecánicas son adecuadas, o pueden serlo tras la reparación, pues no tiene sentido intentar proteger contra la corrosión un depósito que puede verse afectado mecánicamente ante cualquier golpe de ariete o sobrepresión.

Para ello la mejor opción consiste en realizar una prueba de presión hasta un valor situado suficientemente por encima de la presión normal de trabajo. Si el acumulador soporta bien la prueba de presión, instalando una válvula de seguridad tarada a un valor algo superior a la presión normal de trabajo se garantiza la resistencia mecánica del depósito y puede ser lógico protegerlo para que no continúe la progresión de la corrosión interior.

Boca de hombre

Cuando nuestro acumulador se calienta mediante un intercambiador exterior, normalmente de placas, y dispone de una boca de hombre fácilmente accesible y de suficiente diámetro, la rehabilitación es sencilla y tan sólo deben realizarse ciertas operaciones para adecuar el depósito a lo que se indica en la Norma UNE 112076

Una vez existen garantías de la resistencia mecánica del depósito, si este no dispone de una boca de hombre fácilmente accesible, con un diámetro mínimo interior de 400 mm debe contratarse a un calderero que soldará la boca de hombre adecuada y realizará el resto de operaciones mecánicas de rehabilitación necesarias.

Además de las operaciones citadas para acceder al depósito y repararlo, deben realizarse algunos trabajos complementarios como la instalación de un purgador automático de gases correcto, una purga de lodos suficiente y los detalles necesarios para la instalación posterior del sistema de protección catódica.

PROTECCIÓN CATÓDICA

Pintado Interior

En algunos casos se intenta acondicionar el acumulador y prolongar su vida útil frente a la corrosión, rehaciendo el revestimiento interior. Para ello se chorrea interiormente el depósito y se aplica una pintura interior. Se trata de una operación penosa y complicada que frecuentemente puede fallar al tener el revestimiento aplicado una vida relativamente corta.
Hay que destacar que si el revestimiento original aplicado en fábrica, en unas condiciones adecuadas ha fallado, es difícil asegurar la vida de una pintura aplicada in situ, con las dificultades que ello representa. En efecto las condiciones para la preparación de la superficie, el grado de humedad del interior del depósito y las dificultades del trabajo pueden cuestionar el éxito de la operación.

Interacumuladores

Cuando se trata de un acumulador equipado con un cuerpo de calentamiento interior, en función del diámetro de la tapa del intercambiador y de la presencia o no de camisa interior, la operación de inspección y rehabilitación será más o menos compleja.
Por las dificultades en garantizar tanto la protección contra la corrosión, como la limpieza y desinfección del conjunto, en el caso de la rehabilitación de los interacumuladores debería eliminarse el serpentín interior y calentar el depósito mediante un intercambiador exterior de placas.

Las condiciones peores se dan en el caso de interacumuladores con una pequeña tapa para el intercambiador y una camisa interna en los que la primera operación precisa es perforar el depósito, eliminar el intercambiador de calor y practicar una boca de hombre con lo que ello representa.

En cualquier caso, debemos llegar a la situación de un depósito vacío, con una boca de hombre fácilmente accesible y con un sistema exterior de calentamiento del agua, generalmente mediante intercambiador de placas. En estas condiciones podemos reparar el depósito si es necesario, y someterlo a una prueba de presión que garantice su estado.

Un acumulador vacío, con acceso simple, que ha sido sometido a una prueba de presión y equipado con una válvula de seguridad tarada a un nivel adecuado, reúne las condiciones ideales para protegerlo contra la corrosión con las debidas garantías.

Protección catódica

Es importante destacar que en muchos casos es técnicamente posible la rehabilitación de los acumuladores existentes instalando un sistema de protección catódica adecuado, lo que permite garantizar la resistencia a la corrosión de los depósitos por periodos importantes de tiempo. En muchos casos esta es la solución más segura y económica para evitar la complicada sustitución del acumulador.
Igual que para los acumuladores nuevos, en la rehabilitación de los acumuladores existentes debe cumplirse la Norma UNE 112076 “Prevención de la corrosión en circuitos de agua” en todos los detalles necesarios del acumulador, y la protección catódica debe realizarse según la Norma UNE-EN 12499 “Protección catódica interna”.

Para que el acumulador quede preparado según se indica en la Norma UNE 112076, en los acumuladores existentes suele ser preciso realizar algunos trabajos previos de calderería y fontanería.

Cuando el estado interior del acumulador lo aconseja, antes de instalar la protección catódica es frecuente aplicar un cementado interior que no precisa una preparación de superficie especial. Ello permite disminuir la corriente necesaria para la protección catódica y mejorar el aspecto interior del depósito.
En estas condiciones es posible garantizar el acumulador contra la corrosión interior por un periodo inicial de 10 años, siempre que se realicen las operaciones necesarias de mantenimiento del sistema. Esta garantía puede prolongarse si se cambian los ánodos de titanio activado tras concluir la vida prevista de los mismos de 10 años.

Equipo profesional

RAPIDEZ Y EFICACIA

Limpiamos los Acumuladores ACS de la manera más rápida y profesional posible, evitando así horas innecesarias para mejor rendimiento de nuestros trabajadores

RAPIDEZ Y EFICACIA

Limpiamos los Acumuladores ACS de la manera más rápida y profesional posible, evitando así horas innecesarias para mejor rendimiento de nuestros trabajadores

Tercesa

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt.

Pol.Ind. Bonavista · Cami de la Pelleria 24

935 88 11 11

acs@tercesa.com

© 2018 Tercesa |

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies