Prevención del desarrollo de Legionella

Limpieza sin Boca de Inspección

Prevención de Legionella

Es sabido que unos de los factores que favorece el desarrollo y la proliferación de la legionella es la presencia de óxido y sedimentos, por lo que evitar la corrosión en las instalaciones de ACS y mantenerlas limpias es básico como medida preventiva.

Además, los métodos utilizados habitualmente, a base de choques térmicos e hipercloraciones, incrementan la corrosión de los metales de la instalación y por lo tanto favorecen la presencia de óxido con lo que se agrava el problema.

El problema es más importante en los sistemas centralizados de ACS, con grandes acumuladores y muchos metros de tuberías de agua caliente.

En la actualidad suelen instalarse tuberías de recirculación de materiales plásticos, por lo que existe la opinión bastante generalizada de que los acumuladores de ACS presentan un riesgo importante frente a la legionella, que conviene evitar cuando ello sea posible.

Causas de corrosión de los acumuladores

Existen múltiples factores que inciden en la velocidad con la que se producen los daños por corrosión de los acumuladores de agua caliente, reseñando a continuación los más destacables:

  • Composición química
  • Variaciones de calidad
  • Arrastre de iones metálicos

Características de la instalación:

  • Material de las tuberías de recirculación
  • Tipo de intercambiador de calor

Características del acumulador

  • Material
  • Revestimiento interior
  • Accesibilidad
  • Protección catódica

Limpieza con Boca de Inspección

Soluciones a la corrosión

Para evitar que se produzca un ataque rápido de los acumuladores debido a la corrosión, existen dos grandes tendencias que analizaremos a continuación.
Por un lado la construcción del acumulador con materiales nobles como algún tipo de acero inoxidable y por otro la combinación de un revestimiento interior y un sistema de protección catódica en depósitos de acero al carbono.

Debe destacarse que la utilización únicamente de un revestimiento interior no suele ser suficiente, pues es imposible garantizar la total ausencia de defectos en el mismo, siendo en estos fallos del revestimiento en los que se produce el ataque por corrosión.

Conclusión

Para evitar la proliferación de la legionella es fundamental evitar el óxido y la suciedad en el interior de los grandes acumuladores de ACS.
La mejor forma de garantizar los grandes acumuladores nuevos de ACS contra la corrosión interior consiste en construirlos adecuadamente, aplicarles un revestimiento interior de calidad y protegerlos catódicamente. La protección catódica deber ser capaz de compensar posibles fallos en la pintura.

Una protección catódica correcta también permite en muchos casos garantizar los acumuladores existentes contra la corrosión interior.

Debe exigirse al sistema de protección catódica, un mínimo de 10 años de garantía de resultados contra la corrosión.

Equipo profesional

RAPIDEZ Y EFICACIA

Limpiamos los Acumuladores ACS de la manera más rápida y profesional posible, evitando así horas innecesarias para mejor rendimiento de nuestros trabajadores

RAPIDEZ Y EFICACIA

Limpiamos los Acumuladores ACS de la manera más rápida y profesional posible, evitando así horas innecesarias para mejor rendimiento de nuestros trabajadores

Tercesa

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt.

Pol.Ind. Bonavista · Cami de la Pelleria 24

935 88 11 11

acs@tercesa.com

© 2018 Tercesa |

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies