Limpiezas de Acumuladores ACS

Limpieza sin Boca de Inspección

Limpieza de acumulador ACS

Los acumuladores deben ser accesibles para su limpieza. En el caso de sistemas centrales de ACS, los acumuladores estarán provistos de una “boca de hombre” de dimensión suficiente para acceder a su limpieza interior y evitar la acumulación de óxido y lodos. Ahora bien, no todos cumplen esta normativa sanitaria, y no nos referimos sólo a los acumuladores antiguos ni de baja gama, sino también a instalaciones nuevas y recientes.

En Desintesa nos hemos topado en más de una ocasión con acumuladores sin ningún tipo de apertura para su limpieza, ni “boca de mano” ni “boca de hombre”, nada de nada. Y cuando esto sucede, en determinados casos no basta con un “choque térmico” para desinfectarlo por dentro. Bien por apariencia de desgaste o deterioro exterior, por el tiempo desde su instalación, o porque la autoridad sanitaria así lo requiera, o simplemente porque la normativa así lo dictamina, son algunas de las razones por la que se impone una inspección interna del mismo, de al menos una vez al año.

¿Cómo lo hacemos?

En este caso, debemos desmontar alguna de las entradas (o salida) de agua al acumulador. Esto nos permite introducir una cámara endoscópica auto-iluminada por esta apertura, para obtener la imagen a través de un display tv.

Si el acumulador presenta suciedad, óxido o incrustaciones de cal, lo cual sucede en la mayoría de los casos, debemos limpiar su interior mediante una acción química. Introduciendo una solución de ácido clorhídrico y agua, y dejando esta que actúe en su interior alguna horas. Después extraemos toda la suciedad a través de la purga de este, enjuagando varias veces con agua limpia hasta obtener una purga límpia y transparente.

Limpieza con Boca de Inspección

Inpección y limpieza

Esto nos permite introducir un cabezal hidro limpiador con agua a presión. Asegurándonos bien de que no quede restos de suciedad en sus paredes, serpentín de circuito primario (si lo hubiere) y demás accesorios internos (ánodos, tubos, etc). En determinados casos es necesario extraer la suciedad depositada del fondo del acumulador, manualmente o mediante aspiración acuosa.
En determinados casos nos encontramos con acumuladores que, bien por su uso diario o por no haber sido tratados nunca, presentan un avanzado estado de deterioro y suciedad. En estas imágenes se puede observar el avanzado estado de suciedad e incrustaciones internas del acumulador. Son en estos estratos donde la bacteria de la Legionella encuentra mayor covijo y protección para asentar sus colonias y reproducirse. En estos casos es poco probable que la temperatura del agua (que debe estar permanentemente por encima de los 60ºC, o los choques térmicos a 70/80ºC) pueda mantenerlas a raya o destruirlas, ya que esta suciedad (en forma de biofilm, incrustaciones o costras) las protege del excesivo calor.

Equipo profesional

RAPIDEZ Y EFICACIA

Limpiamos los Acumuladores ACS de la manera más rápida y profesional posible, evitando así horas innecesarias para mejor rendimiento de nuestros trabajadores

RAPIDEZ Y EFICACIA

Limpiamos los Acumuladores ACS de la manera más rápida y profesional posible, evitando así horas innecesarias para mejor rendimiento de nuestros trabajadores

Tercesa

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt.

Pol.Ind. Bonavista · Cami de la Pelleria 24

935 88 11 11

acs@tercesa.com

© 2018 Tercesa |

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies